villarcayo
Visitar Guia de Actividades
avanzar
botón 1 botón 2 botón 3 botón 4
rio El municipio de Villarcayo Merindad de Castilla la Vieja se ubica en el norte de Burgos, en el centro de Las Merindades.
Tanto el impresionante paraje que el río Ebro ha originado en el desfiladero de los Hocionos para abrirse paso por las Sierras de la tesla y Tudanca, como toda la ribera del Nela, Peña Horrero o la Canaleja son algunos de los espacios naturales que conforman esta contrastada Merindad.
El Soto es un espacio formado por jardines, campas, arboledas, paseos y unas piscinas naturales a orillas del Nela, a escasos metros del centro de la Villa.
Junto a este único escenario natural se dispersan 30 entidades de población cargadas de historia y arte. Testimonio de la Alta Edad Media son la rocosa necrópolis de Peña Horrero, el eremitorio de la Mosquita de Incinillas, y los enterramientos antropomorfos de Villacomparaday Cigüenza.
soto
ermita
escudo
La Merindad de Castilla la Vieja, como las Antiguas Merindades, estaba regida por un Merino que actuaba como delegado real. Es en el año 1560, durante el reinado de Felipe II, cuando el Doctor Mendizábal, establece en la localidad de Villarcayo, la Capital de Las Merindades. En el siglo XX, la Merindad de Castilla la Vieja y la villa de Villarcayo se fusionan y forman el actual municipio.
La mayoría de los pueblos de la Merindad conservan el legado de su pasado glorioso. Las torres, los palacios, las casas fuertes y las casonas blasonadas se mezclan con una arquitectura popular que hereda los rasgos de la casa montañesa.
También existen numerosas iglesias románicas y góticas, entres las que destacan Bisjueces, La Aldea, Torme, Escaño, Villanueva la Blanca, Incinillas, Villacomparada y Escanduso, esta última está calificada como una de las más pequeñas del románico universal. El Museo del Monasterio de Santa María de la Real de Vileza expone una interesante colección de piezas y sepulcros.
El sólido edificio del Ayuntamiento, las galerías acristaladas el kiosko de música, la torre del Corregimiento y la moderna iglesia de Santa Marina, con sus coloridas vidrieras, son los vidrieravalores más representativos de la Plaza Mayor de la villa.
En el verano de 1571 se otorgó a la Villa el derecho a organizar los lunes el mercado semanal. Villarcayo celebra las ferias de Pascuilla y la del Corpus. Además de las fiestas patronales en honor a Santa Marina y San Roque, goza de muy buena fama de la verbena de las Guindas.
El Carnaval, la concentración motociclista Alto Ebro, el día de las Merindades, las animadas ferias del Caballo y el Concurso Hípico Nacional de Saltos, atraen a numeroso público a la villa. La actividad cultural y deportiva está presente a lo largo del año.
equitacion
gastronomia El chorizo ha dado gran renombre a Villarcayo. Merece la pena degustar el queso fresco, la miel, los pasteles, las morcillas el pollo, las patatas fritas y las carnes de vacuno, que ya cuentan con una marca de calidad. Además de estos sabrosos recuerdos, podrás llevarte las artesanales velas aromáticas de ASAMIMER.
Visitar Guia de Actividades