RUTA I
Tras La Huella de nuestros antepasados
restaurante
Hotel Doña Jimena
Rutas Turísticas
presentacion
ruta 1
ruta 2
ruta3
ruta 4
Mapa 1 mapa 2
mapa 3 mapa centro mapa 4
mapa 5
Hayedo de leva
arcay
arcay ARCAY PROYECTOS TURISTICOS ha proporcionado las imagenes y textos tanto de las rutas como de las actividades e historia de Villarcayo y Las Merindades. Si desea más informacion puede llamar al teléfono 947 131 337.

Esta ruta nos acercará a algunos de los lugares más emblemáticos de la comarca de Las Merindades, como Puentedey, Ojo Guareña o el entorno pasiego.

La ruta, que parte de Villarcayo, nos adentra en el Valle del

Nela y en la Cordillera Cantábrica. Después de una

jornada, y tras recorrer los cerca de 135 Kilómetros, nos será difícil olvidar el encanto de los parajes que hemos visitado.

En Villarcayo visitaremos la plaza mayor, el paraje de el Soto, las casas blasonadas de la calle de Santa Marina y el Monasterio de Santa María la Real de Vileña.

Salazar es un bello conjunto caracterizado por sus palacios, casonas y torres. Junto a ellos, una arquitectura popular digna de mención.

Nos acercamos a Escaño por una mala carretera (podemos llegar por Cigüenza) para admirar su esbelta iglesia románica.

En Nela nos sorprenderá el bello escenario natural modelado por el río. Junto a la ermita de Sobrepeña: Una fabulosa panorámica.
Los vecinos de Quintanilla Valdebodres han sabido preservar la arquitecutra tradicional. Salto de la Mea.
El río Nela ha empleado miles de años para horadar la roca caliza y modelar este lugar único: Puentedey. Sobre el impresionante puente natural se emplaza parte del caserío del núcleo, el palacio y la iglesia.

El arroyo se adentra en el hayedo, camino de Leva. Buen lugar para disfrutar del bosque.

El torreón de los Velasco domina la silueta de Cidad.
puentedey

PUENTEDEY

cascada

Camino de Busnela, población abandonada cercana al nacimiento del nela, se localiza un antiguo dolmen.

dolmen

El Túnel de la Engaña, con casi siete kilómetros de recorrido y considerado entre los más largos de Europa, comunicaba Burgos con el cántabro Valle del Pas. Hoy, abandonado y hundido, es la mejor muestra del olvido de estas tierras.

Entre ambos ríos, al igual que otros pequeños núcleos de la Merindad de Sotocueva, es un claro ejemplo de integración en un paisaje ganadero.